Seis piscinas naturales y en plena naturaleza donde combatir el calor en Madrid | Planeta Aventura

Seis piscinas naturales y en plena naturaleza donde combatir el calor en Madrid

Sí que es un buena idea para Madrid, la ciudad más habitada de España, conocer cuáles son sus mejores piscinas naturales ¡¡Dos de ellas tienen cerca un Parque Aventura Amazonia!!

23/06/2022

Es normal que, con la entrada del verano y la ola de calor, nos preguntemos cuáles son los lugares más agradables y refrescantes para pasar el día. Al enfocarnos en ese tiempo, es irremediable que acabemos pensando en cuáles son las mejores piscinas naturales de Madrid, siendo esta una de las ciudades con mayor número de habitantes en España y una de las zonas más calurosas por la ausencia de zonas costeras.

Es por eso que vamos a repasar algunas de las mejores piscinas naturales de Madrid. De esta manera no solo podremos combatir el calor, sino que además podremos darnos un chapuzón mientras disfrutamos del paisaje.

Muchas de ellas, por no decir todas, tienen precio de entrada, y este puede variar según la situación. Es mejor que lo tengáis en cuenta, no vaya a ser que os llevéis un susto inesperado. Ahora, y sin mayor dilación, repasamos algunas de las piscinas naturales más destacadas.

 

Las Berceas Cercedilla

Las Berceas Cercedilla es una de las piscinas naturales de Madrid más conocidas. Su ubicación es muy interesante y, demás, nos ofrece un paisaje montañoso mientras disfrutamos del agua. Ahora bien, consultad antes en vuestro explorador si está abierta, pues a veces cierra.

Es más, este verano no abrirán hasta el próximo viernes 17 de junio. Sea como fuere, es una buena opción. Se encuentra en el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama.

Dirección: Ctra. de las Dehesas, 4, 28479 Cercedilla, Madrid.

Aventura Amazonia Cercedilla

 

Pantano de San Juan

Es una de las más accesibles, pues se encuentra a poco más de 70 kilómetros (obviamente, depende del punto de partida) de Madrid. Hay quienes la denominan la Playa de Madrid, y también es bastante conocida. Podríamos decir que es una suerte de playa de agua dulce con arena.

La consideramos una piscina natural por su emplazamiento, y porque está rodeada de (válgase la redundancia) naturaleza, pero fue construida artificialmente, como las demás.

Dirección: 28696 Pelayos de la Presa, Madrid.

Avantura Amazonia Pelayos

 

Las Presillas

Otra de las piscinas naturales más conocidas (y de las más grandes, al menos hasta donde nosotros sabemos) en Madrid. Su paisaje, en esta ocasión, se acerca más a una pradera gobernada por secciones arboladas con diversas zonas de densidad.

Casi toda la piscina está rodeada por una suerte de muro o camino de piedra. Se encuentra en Rascafría.

Dirección: Diseminado Cr C 604, 18, 28741 Rascafría, Madrid.

 

Riosequillo de Buitrago de Lozoya

La piscina natural más grande de Madrid. Es la que mayor aforo ofrece (hasta 2.000 personas en circunstancias normales) y una de las más llamativas precisamente por su tamaño.

Suelen abrir a partir de julio, pero siempre puedes llamar y preguntar. Se encuentra en el Área Recreativa de Riosequillo.

Dirección: A1, Km. 74, 28730 Buitrago del Lozoya, Madrid.

 

Playa Virgen de la Nueva

Una buena piscina natural, aunque la gente suele definirla como playa, para sobrellevar el calor. Es una de las más interesantes, aunque también suele estar relativamente concurrida; si no os gustan las aglomeraciones de gente, tal vez prefiráis pasar a nuestra siguiente recomendación.

Volviendo al tema que nos acontece, la Playa Virgen de la Nueva dispone de hasta 10 kilómetros de extensión en los que podremos disfrutar de la naturaleza mientras nos damos un chapuzón y nos olvidamos del calor.

Dirección: Cam. de San Martín de Valdeiglesias a Navas del Marqués, 28680, Madrid. 

 

Cascada del Hervidero

Nuestra última recomendación os exigirá senderismo, algo de esfuerzo y una pequeña dosis de ejercicio, pues no podemos acceder a ella en coche. De hecho, el acceso es algo complejo, así que tal vez no sea la mejor opción para vosotros si no estáis acostumbrados a este tipo de trayectos. Como piscina natural, destaca por ser de agua muy fría, pero es verdaderamente bonita.

Tal y como su propio nombre indica, es una piscina natural rodeada por una suerte de cascadas en donde los muros de piedra y la vegetación crecen a su antojo. ¿Y por qué la recomendamos si su acceso es tan complicado? Pues porque, debido a eso mismo, no suele haber grandes aglomeraciones de gente. Es una de las más tranquilas de todas.

Dirección: Casa del Lavadero, 28750 San Agustín del Guadalix, Madrid.

 

Fuente: Marca

© Texto de los respectivos autores y propietarios | | | © Texto de Aventura Amazonia © & (cc) De las imágenes y vídeos de los respectivos propietarios y autores.