Norte de Portugal, seleccionamos los 7 pueblos más bonitos

Tienes que conocer las regiones más hacia el norte del país, como las Beiras, el Douro, el Minho y Trás-os-Montes; son inolidables.

23/06/2021

Portugal está lleno de sitios maravillosos y sus pintorescos pueblos son algunos de ellos. Si no conoces las regiones más hacia el norte del país, como las Beiras, el Douro, el Minho y Trás-os-Montes, te estás perdiendo algunos de los lugares más mágicos donde disfrutar de experiencias inolvidables.

Así que aprovechamos la apertura de fronteras y la llegada del buen tiempo para recomendarte algunos de los pueblos más bonitos del norte de Portugal, en los que descubrir de otra forma nuestro país vecino y planear más de una escapada.

 

Ponte de Lima

Uno de los pueblos más bonitos del norte de Portugal se encuentra muy próximo a la frontera gallega. Nos referimos a Ponte de Lima. Esta localidad a orillas del río Lima, el famoso Leteo o río del Olvido para los antiguos romanos, cuyas aguas cruzaron las tropas de Décimo Julio Bruto, cuenta con un hermoso casco histórico. 

Entre su patrimonio destaca el puente romano, las antiguas murallas, el Museu dos Terceiros, con el convento de Santo António dos Frades y la iglesia de la Ordem Terceira de São Franciscola, así como la Torre de São Paulo y la Torre de Cadeia Velha. Ten en cuenta que, en su entorno, puedes dar paseos a caballo, apuntarte a catas de vinos en la Adega Cooperativa de Ponte de Lima y acercarte hasta el campo de golf de Ponte de Lima.

 

Lindoso

Lindoso es un pequeño pueblo en el norte de Portugal, de unos pocos cientos de habitantes, en el entorno del Parque Nacional da Peneda Gerés. Localizado a 20 minutos en coche de la localidad gallega de Entrimo (Ourense), destaca por sus tradicionales casas de piedra y un ambiente idílico y tranquilo. Pero si por algo es popular Lindoso es por el conjunto de 64 espigueiros que alberga. 

Típicos de la arquitectura tradicional de la región, los espigueiros recuerdan a los hórreos gallegos, y se suceden por una ladera, junto un bello castillo medieval. La estampa que conforman contribuye a que esta se una visita que no puedes perderte. 

 

Sistelo

Cuando uno contempla Sistelo, en el ayuntamiento de Arcos de Valdevez, recuerda esas bellas imágenes de cultivos escalonados en Vietnam. Y es que este pequeño pueblo portugués es otro de los más bonitos de la región, con una orografía que contribuye a ello.

Además, en los alrededores de esta pequeña aldea hay estupendas rutas de senderismo, como la Ecovía del río Vez o la de las Pasarelas de Sistelo.

 

Valença do Minho

Otro de los pueblos más bellos de Portugal es Valença do Minho. Y es que esta localidad a un par de kilómetros de la gallega Tui, destaca por su espectacular fortaleza. El conjunto de baluartes atalayas acogen en su interior un hermoso y pintoresco núcleo urbano, en el que comprar desde toallas y ropa de cama hasta degustar los platos típicos de la región. 

No es de extrañar que Valença do Minho sea uno de los lugares predilectos de los gallegos para paseos o excursiones durante el fin de semana. Una parada obligada si te encuentras por esta zona del país.

 

Pitões das Júnias

En el interior del Parque Nacional da Peneda-Gêres, a 1200 metros de altitud sobre el nivel del mar, se encuentra otro de los pequeños pueblos más bonitos que puedes ver en el norte. Nos referimos a Pitões das Júnias, en el municipio de Montalegre.

Esta pintoresca aldea alberga casas típicas de la zona, de paredes de piedra y aire medieval, y las denominadas choupanas, unas cabañas o chozas tradicionales con techos de paja.

 

Miranda do Douro

Con algo más de 2000 habitantes, Miranda do Douro es una de las poblaciones fronterizas con España que tampoco puedes perderte. Se encuentra a unos 55 kilómetros de Zamora, sobre el cañón del río, y su ubicación le confiere hermosas vistas. 

Vale la pena recorrer su casco histórico para contemplar las fachadas de sus casas señoriales, acercarse a su catedral y su castillo, y visitar el Museu de Terra de Miranda, ubicado en el edificio del siglo XVIII de la antigua Domus Municipalis de Miranda do Douro, y que muestra una interesante colección etnográfica.

 

Trancoso

En el interior del país, a 870 metros del nivel del mar en la región de Guarda, se encuentra Trancoso. Este es es uno de esos pueblos para pasear, relajarse y disfrutar recorriendo sus murallas del siglo XII, sus plazas y su barrio judío.

Puedes visitar su castillo, iglesias y capillas como la Capela de Santa Luzia del siglo XVII y lugares de interés como la Casa do Bandarra y la Casa del Gato Negro. Sin duda, Trancos es una de las aldeas históricas de Portugal, imprescindible para descubrir el pasado de nuestro país vecino.

 

Fuente: publico.es, Pixabay/vjgalaxy, Wikimedia/Vitor Oliveira CC BY-SA 2.0, Wikimedia/Xemenendura CC BY-SA 3.0, Wikimedia/Turismo En Portugal CC BY 2.0, Wikimedia/mmmmngai@rogers.com CC BY-SA 2.0, Wikimedia/Raúl Hidalgo CC BY-SA 2.0, Flickr/leopoldo de castro CC BY 2.0

(c) Texto de los respectivos autores y propietarios | | | © Texto de Aventura Amazonia © & (cc) De las imágenes y vídeos de los respectivos propietarios y autores.